Una de las principales ventajas de Playstation VR es llevar a casa una experiencia (no de cartón) VR económicamente aceptable. Oculus ha rebajado el precio de su pack básico y esa ventaja se está evaporando para Playstation VR. Para contrarrestar, Sony ha añadido la Playstation Camera a su pack básico sin incrementar el precio ($399). Ésta era necesaria igualmente, pero había que comprarla por separado y con un coste adicional al pack básico. Pero para una experiencia total, necesitarás los controladores inalámbricos.

Por otro lado, ahora se podrán obtener las Oculus Rift con los controladores por $399. Además, los requerimientos mínimos han disminuido de tal manera que con un ordenador de 450 € y una tarjeta gráfica NVIDIA 960 será suficiente. Obviamente las posibilidades de un ordenador siempre serán mayores que las de una consola por lo que se espera que esta competencia sea beneficiosa para los usuarios.